Cerrar

El 80% de los residentes en 4 comarcas de interior afectadas por la despoblación descontentos por la falta de transporte público

carretera

Publicado por AdmonVlc
lunes, 19 de diciembre de 2022 a las 16:24

El 80% de los residentes en municipios de comarcas de interior afectadas por la despoblación muestra su descontento con el servicio de transporte público que ofrecen las distintas administraciones. Es la principal conclusión del estudio sobre hábitos de movilidad realizado por la Universitat de València y financiado por la Diputació en La Canal de Navarrés, La Serranía, El Valle de Ayora y El Rincón de Ademuz, que recoge a su vez las propuestas de los usuarios para mejorar el servicio.

Las encuestas, realizadas a personas de diferentes edades que residen habitualmente en estos municipios, no menos de 10 meses al año, a través de entrevistas personales entre noviembre y diciembre de 2020 y el mismo período de 2021, concluyen que el uso del vehículo privado, como conductor o acompañante, es la opción preferida en un porcentaje altísimo, ante la falta de opciones de transporte público que supone un problema grave para quienes necesitan desplazarse y no tienen carné.

Estos usuarios por obligación se quejan principalmente de las frecuencias de los autocares que llegan a sus municipios, y en menor medida del precio de los billetes y la falta de alternativas. Si el espectro se amplía a aquellos que usarían el transporte público con mejoras en el servicio, la demanda principal, junto al incremento de frecuencias, es la puesta en marcha de líneas de microbuses que conecten los municipios con centros de salud, hospitales y zonas comerciales o de ocio.

Otras propuestas con menor demanda son los taxis rurales a precio razonable y los coches de alquiler compartidos. En general, las reivindicaciones se producen en el contexto de pueblos con una estructura demográfica envejecida, un nivel bajo de equipamiento público con ausencia de residencias para mayores y centros de día, problemas de conectividad digital y necesidad de desplazamiento para aquellas personas en edad de trabajar o estudiar.

Realidad comarcal

La realidad de estas comarcas de interior, afectadas por el fantasma de la despoblación, es que el vehículo privado se erige como el medio predominante de transporte en más de un 90% de los casos, en un 76% siendo el propio viajero el que conduce y en el 16% como acompañante. El perfil de viajante es mayoritariamente el del varón de entre 26 y 50 años que estudia o trabaja, mientras que las que menos se desplazan desde estos municipios de interior son las mujeres mayores de 65 años.

Entre el escaso porcentaje de población que recurre al transporte público al no disponer de otra opción para desplazarse, destacan porcentajes como el 93% de usuarios que no dispone de carné de conducir, el 64% de mujeres, el 43% de menores de 25 años y el 43% de estudiantes. Con estas cifras se esboza el perfil del usuario de las líneas de autobús que llegan a estos pueblos, generalmente con escasas frecuencias y utilizadas para ir a trabajar, estudiar, al médico o a realizar visitas.

El recorrido comarcal lo iniciamos en La Serranía, donde el diputado de Desarrollo Rural, Ramiro Rivera, presentó las conclusiones de los estudios realizados en colaboración con la Universitat. En una comarca en la que predomina el sector servicios, como en el resto de zonas de interior con un peso significativo del 60% en el mapa de actividades, el uso del transporte público es residual, como la actividad agrícola e industrial que ha ido perdiendo protagonismo en las últimas décadas.

La Chelvana, la histórica línea de autocares que sale de València y conecta los pueblos serranos, tiene un 16,3% de usuarios en la comarca, pero solo un 5,5% la utiliza con cierta frecuencia. Los principales destinos son la capital, Llíria, el núcleo urbano, sanitario y de servicios más importante en el trayecto hacia la gran ciudad, y el centro comercial El Osito, ubicado en l’Eliana.

En El Rincón de Ademuz, el 99% de los viajeros utiliza el transporte privado, mientras que menos del 2% de los encuestados usa el autocar como medio para desplazarse en el día a día. València y Teruel son los principales destinos de las vecinas y vecinos del Rincón, que también contemplan El Osito como zona comercial y de ocio.

La Canal de Navarrés presenta alguna alternativa en transporte público, caso de la línea ferroviaria, pero presenta porcentajes muy similares a La Serranía y El Rincón, con un 90% de usuarios del transporte privado frente a un uso residual del autocar y la línea de Cercanías de Renfe, en torno al 5% cada servicio. Los principales destinos son Xàtiva, capital de la vecina comarca de La Costera, y València.

Tampoco cambia mucho el panorama en El Valle de Ayora-Cofrentes, donde el transporte privado en vehículo propio o de algún conocido es claramente mayoritario, muy por encima del 11,4% de usuarios que usa el autocar y el 4,3% que opta por Renfe Cercanías. En este caso, Almansa es el destino principal y, en concreto, el hospital de esta localidad manchega, seguida de València y Requena.

Los estudios impulsados por la delegación de Políticas contra la Despoblación de la Diputación y ejecutados por la Universitat hablan de zonas donde el principal problema no es el desempleo, con cifras de paro hasta cuatro puntos por debajo de la media autonómica, en el caso de La Serranía. Sí en cambio la falta de determinados servicios básicos que obligan a los residentes a desplazarse a diario, y a hacerlo por cuenta propia ante las escasas alternativas de transporte público.

El problema de la movilidad rural emerge como una de las principales medidas para combatir la despoblación y empieza a ser tenida en cuenta por las administraciones. Estos estudios sitúan la realidad de cuatro comarcas valencianas de interior e invitan a los responsables estatales, autonómicos y provinciales a reflexionar sobre cómo hacer frente al problema y que la movilidad no acabe siendo un obstáculo insalvable a la hora de decantarse por vivir en el medio rural.

Pese a que las competencias en transporte público las tiene la Generalitat, la Diputació de València está dispuesta a destinar recursos que mejoren las frecuencias del transporte intercomarcal “a través de la colaboración institucional y las herramientas oportunas que nos permiten participar en programas autonómicos de distintos ámbitos”, explica el diputado de Desarrollo Rural, Ramiro Rivera.

La Diputación, por su parte, concede una línea de ayudas directas a los ayuntamientos de municipios en riesgo de despoblación, que pueden utilizarse para inversión o gasto corriente, y financia el transporte escolar entre las escuelas rurales de distintos municipios. Dentro de las competencias en materia de infraestructuras, la institución provincial ha realizado una fuerte inversión en las carreteras de su red para mejorar la seguridad en los desplazamientos comarcales e intercomarcales.

5
614 visitas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar