Cerrar

Los despidos desde el punto de vista legal

Una explicación muy completa acerca del concepto de despidios laborales desde el punto de vista legal, así como sobre los aspectos

Publicado por laboralio
domingo, 03 de noviembre de 2019 a las 13:20

Desde el punto de vista de los abogados y leyes, se puede definir los despidios laborales como la acción por medio de la cual un patrono da por terminado un contrato laboral con un empleado. En el derecho están definidos por lo menos tres sistemas diferentes por medio de los cuales se regula la finalización de la relación laboral, los cuales se detallan a continuación:

  1. Despidios libres: En este caso el patrono es libre de despedir a su empleado cuando lo considere conveniente, aun sin expresarle la causa. Generalmente en estas circunstancias éste no es aceptado ya que ocasiona incertidumbre en el empleado a pesar de que le brinda una garantía mínima de que tendrá trabajo el día de mañana.
  2. Despidios regulados: Mediante este sistema el empleador aun cuenta con cierta libertad para cesar el contrato laboral de su empleado, sin embargo debe regirse por una serie de requerimientos legales como notificaciones, causa de despido justificada, expresión de comprobante de pago y otras que tienen como fin garantizar los derechos del empleado. Actualmente es el sistema mas empleado en las relaciones trabajador-empleador. Existe en general en varios países lo que se llama un seguro de desempleo que paga al ex empleado cierta suma de dinero mensual por un periodo determinado. Este período generalmente supera los seis meses y el monto a pagar es por lo general el 50% del sueldo que tenía el empleado al momento del cese de la relación laboral. Este monto puede incrementarse dependiendo de algunos factores como por ejemplo si el titular es jefe de familia con hijos a cargo se le paga un plus por cada hijo hasta un tope del 80% del sueldo.
  3. Contrato de inmovilidad laboral: Este contrato garantiza que el empleado no puede ser despedido y solo puede darse por finalizado por motivos de fuerza mayor o por la renuncia del trabajador. En estos casos el proceso de despidios puede ser tan tedioso que prácticamente se vuelve inviable.  Generalmente los contratos de inmovilidad laboral son mas usados en organizaciones gubernamentales que en las empresas  privadas. Existe en muchos países un tema de estabilidad laboral para los empleados públicos dependientes de los organismos de estado y por tanto es muy difícil que se llegue a esta instancia por causa del empleador. Es como que ser empleado publico es para muchos una garantía de trabajo para, diríamos, toda la vida.

Una vez determinados los sistemas que regulan las relaciones laborales, procederemos  a definir los distintos tipos de despidios contemplados en la ley:

  • Los despidios procedentes: En este caso el despido laboral se justifica por alguna causa que el contrato firmado considera de suficiente peso como para terminar la relación laboral con el empleado de manera unilateral, recibiendo el finiquito pertinente, pero el trabajador no puede pedir ningún tipo de indemnización ya que se considera que se salió de las condiciones contractuales en alguna de las acciones que protagonizó durante el periodo de trabajo, lo suficientemente grave como para extinguir la relación laboral.
  • Los despidios improcedentes: Aquí, el empleado es despedido sin que medie una causa justificada que este contemplada ya sea en la ley o el contrato firmado por ambas partes. El trabajador normalmente puede demandar una indemnización la cual claro esta depende de la legislación aplicable. Aquí es donde entran en acción los abogados laborales.
  • Los despidios nulos: Dependiendo del caso, la legislación puede determinar que un despidio por ciertas causas no es permitido. Por ejemplo, en muchos países es ilegal despedir a una mujer por embarazo o si no se han pagado las cotizaciones del seguro social. En caso de que esto ocurra, el empleado puede exigir una indemnización o ser readmitido, cobrando todo el sueldo como si nunca hubiese sido echado.

También pueden ocurrir casos en los cuales, la ley entiende que existe una causa de despidio procedente, la cual sin embargo permite el derecho del empleado a recibir una indemnización. Un ejemplo de este tipo de situaciones, es un despidio por problemas económicos de la empresa. Por eso, un empleado que esté pasando una situación de este tipo, debe buscar asesoría laboral de tal modo que esté bien informado acerca de sus derechos y de lo que le corresponde si es despedido.

S/V
visitas hoy 4 · visitas total 415

Usuario: laboralio

Canal: Páginas naranja

Fecha publicación: 03/11/2019 13:20

Url: https://paginasnaranja.emprenemjunts.es/?op=8&n=20158

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar